Flipologia

El mundo nuestro de cada dia

Historias de Supervivencia (El Cielo) septiembre 2008

Filed under: historia — frostris @ 12:55 pm
Tags: , ,
Nicholas Alkemade

Nicholas Alkemade

Continuando con la serie de “Historias de Supervivencia”, hoy quiero que conozcáis la azarosa vida de Nicholas Alkemade que sobrevivió a una caída sin paracaídas desde 5500 o 6000 mtrs de altura ( las cifras no están claras ).

Nicholas Stephen Alkemade nació en North  Walsham (Inglaterra) en  1922, como muchos de sus compatriotas participo en la II Guerra Mundial, alistándose en la RAF en 1940. En el momento de su hazaña servia como artillero de cola en un bombardero Lancaster.

La torreta de un bombardero Lancaster no es un sitio donde a la mayoría nos gustaría estar, es un espacio estrecho donde el artillero no podía  llevar puesto el paracaídas, que quedaba a unos metros tras una puerta que daba acceso al fuselaje.

La noche del 24 al 25 de Marzo de 1943 participaba en un bombardeo aliado sobre Berlín, después de soltar su carga de mas de 3 toneladas de explosivos volaba sobre él rió Ruhr de vuelta a casa. De pronto una serie de explosiones sacudieron la aeronave e hicieron saltar la cubierta de la torreta, hiriendo a Alkemade en la pierna. Consiguió rechazar el ataque del caza alemán pero los daños del bombardero no permitían seguir el vuelo, era necesario abandonar el avión y así se lo comunica el capitán a la tripulación.

Bombardero Lancaster

Bombardero Lancaster

Nicholas intento coger su paracaídas pero estaba dañado por el fuego, se refugio de nuevo en la torreta seguro de su muerte. Ante la tesitura de morir abrasado o saltar prefirió la seguridad de una muerte rápida y salto del avión. Durante la caída perdió el conocimiento.

Cuando despertó estaba en la nieve bajo un claro del bosque, las ramas de los abetos habían frenado su caída y la capa de nieve amortigua el choque contra el suelo. Fue hecho prisionero por los soldados alemanes, que lo trasladaron a un campo de prisioneros junto a otros aviadores. Asombrados con la historia quisieron dejar constancia, las siguientes letras fueron escritas por Dular Luff comandante de la Luftwaffe en la zona y para evitar cualquier atisbo de duda ante representantes de los prisioneros del campo:

Se ha investigado y comprobado por las autoridades alemanas que la afirmación hecha por el sargento Alkemade, 1431537 RAF, es verídica en todos sus detalles, esto es, que se arrojó desde una altura de 6000 metros sin paracaídas y llegó al suelo sano y salvo; su paracaídas se incendió en el avión.
El sargento Alkemade cayó sobre una gruesa capa de nieve en medio de los abetos.

Testigos:
H.J. Moore, Teniente Primero, oficial Británico de más alta graduación.
R.R. Lamb, 1339582, Sargento Primero;
T.A. Jones, 411, Suboficial británico de más antigüedad.

Fecha: 25/4/44.

Tras la victoria aliada Nicholas fue liberado y trabajo en la industria química, murió el 22 de junio de 1987.

Anuncios
 

Historias de supervivencia (El Mar) septiembre 2008

Filed under: historia,Uncategorized — frostris @ 9:55 am
Tags: ,

POON LIM

Si aun existen instintos no domesticados en el ser humano, uno de ellos será sin  duda el de supervivencia. Existen infinidad de historias al respecto, pero me gustaría daos a conocer algunos ejemplos de supervivencia extrema en diferentes medios.

Para mí el mar es un mundo desconocido, no soy nacido en la costa y mi idea del mar tiene mas que ver con las vacaciones y el sol que con la pesca y las tormentas.

No obstante he tenido la suerte de navegar algunas veces en pequeñas embarcaciones cerca de la costa y he podido sentir la incertidumbre de saber a ciencia cierta que lo único que te une a la vida son esas cuatro tablas que pisas.

Por esto la historia de Poon Lin me resulta especialmente increíble, sobrevivio en 1942 mas de 4 meses a la deriva en una balsa improvisada. Gracias a sus conocimientos del medio, recogio agua de lluvia, pesco un tiburon y esta claro que tuvo mucha suerte, pero todo esto le habria servido de bien poco si no hubiese luchado con todas sus fuerzas por seguir vivo. Podéis leer la historia completa de su hazaña en Kurioso